Ir al contenido principal

Por no ser valiente...

Con especial cariño para el hombre que me inspiro de formas menos inocentes... 




Voy a extrañarte como a nadie…

Hay cosas que me preguntare siempre y que por jugadas trágicas de la vida, no encontrare respuesta alguna a no ser que te pregunte directamente; cosa que no pienso hacer así esté a punto de morir en tu presencia. PERO! Al fin y al cabo si comparo esa ansiedad con la alegría que me has brindado durante todo este tiempo, puedo decir que me da igual saber o permanecer en la ignorancia de ciertos asuntos.



Nunca pensé quererte como te quiero, nunca pensé extrañarte como te extraño, nunca pensé darme cuenta que en el fondo  eras y eres la persona que mas aprecio aunque según la razón debería ser todo lo contrario, nunca pensé que recuperaría la palabra solo contigo y nunca pensé que superaría mis crisis estando a tu lado solo por un momento.

Las cosas se dieron de forma simple, como contando de uno en uno, un poco rápido tal vez; pero al fin y al cabo por puro gusto nuestro. Mi cabeza no procesa mucha de la información que ido adquiriendo gracias a ti; por ejemplo tu interés, mi respuesta, la constancia, los misterios, los vínculos, un mañana, etc. Pero todas las dudas desaparecen y pierden importancia cuando comienzo a necesitarte.

Nunca quise hablarte de cariño ni de formas paralelas al amor, no quise expresar por completo el sentido de entrega que yo me daba, ni tampoco quise mencionar sentimiento alguno que comprometiera nuestra constancia. Siempre el miedo al YA NO MAS, siempre el miedo a QUE NIÑA PARA MAS MAAAL! Cosas por el estilo. Pero resguardada por esta sombra que me da el no decir tu nombre, en la tranquilidad de saber que no lo sabrás es que me libero, como en toda ocasión que escribí de ti y de mi, de nosotros, de tu cama, de mi ropa, de tus manos, de la menta, de la noche, del escaso tiempo, de tu perversidad y también la mía, de mi ausencia, de la tuya, de la otra. Me libero para decir que te quiero, te quiero, te quiero, y como en la cursilería de cierta canción, mil veces TE QUIERO. Te quiero mío o prestado, te quiero ausente o a mi lado; sea como sea, te quiero. Aunque desaparezcas y regreses, te quiero por ser tu y por ser yo, por al menos estar segura de que eres capaz de apreciarme y quererme en cierto grado, te quiero más allá de todo sentido de pertenencia que generan los cariños románticos, porque no te quiero de esa manera, no espero que llegues algún día a mi puerta y te quedes conmigo para siempre, no te quiero como en una telenovela. Te quiero porque has sabido comprenderme y hasta cierto punto manejarme, has sabido corregirme, has logrado modelarme, me has hecho a tus modos y me has marcado con tus actos, soy una obra tuya que cambia y evoluciona en tus silencios, que te quiere más por puro gusto.

Querido… tal vez solo porque fuiste el primero, tal vez porque fuiste continuamente un gran consuelo, un hombro tácito siempre dispuesto, un entendedor a mis cosas raras. Nunca sabré cuando será la última vez que pueda verte y tener tu rostro en  mis manos, tus cabellos entre mis dedos, tus labios en mi cuello, tu respiración para mi aliento, tu sonrisa en mi mirada. Tal vez no lo sepa pero quizá sean ya solo recuerdos, memorias que abrigare toda mi vida con especial aprecio porque dentro de todo has hecho mi vida un poco más hermosa, me has regalado nuevas perspectivas y una nueva sensibilidad, has logrado cosas que nadie pudo y no solo por el tacto y la intimidad, sino porque en serio has colonizado una parte de mi cerebro. Tus memorias estarán presentes cada vez que decida empuñar una pluma o cuando me proponga dejar bailar mis manos sobre el teclado. Soy tuya hoy, como lo fui en cuerpo y alma desde hace un buen tiempo, y como seguiré siéndolo de alguna manera aunque pase el tiempo.

Dicen que no debemos arrepentirnos de algunas cosas, pero me arrepiento de no haber arriesgado más. A veces el miedo es más fuerte y los recuerdos nos remueven las cenizas dejando a la vista sentimientos innecesarios que a la larga solo vuelven a ser restos de algo que ya murió. Si hubiera sabido esto hace algún tiempo, quizás otras serian estas líneas, otro seria mi cantar…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y asi como estaba, vestida de pecado, entre en la iglesia, rogando con una plegaria, pidiendo una ultima esperanza.

Mis manos aun tenian el olor de tu piel, y mis labios mantenian celosamente el recuerdo de tu sabor a menta. Mis ojos brillaban al recordar tus palabras, y mi mente divagaba con la sensacion que producia besar tus labios... succionar tu lengua.

Pero tus recuerdos no llenaban mis vacíos, no podía sacar tus besos de la billetera, estaba sola, desamparada, olvidada, sufriendo en silencio con tus recuerdos, sufriendo en silencio por tu ausencia.

Mi alma lloraba, mi vientre se encogía buscando el vació... No quedaba nada.
Te esfumaste en la niebla del ultimo despido, me quede con la sensación de tus ojos rogando me un beso, solo fue mi imaginación.
Vestida de pecado, me retiro. Me disfrazo nuevamente de santa para los ojos ajenos, abandono mi conciencia, se la dejo a la falsa inocencia.

Al final solo tu sabrás...Al final solo tu sentiste...Al final ya no queda nada...Al final quer…

Mujer sola que quiera 'esto'

Soy solo un instante por momentos. 
Soy un poco de duda  en las peores situaciones.
Soy un manojo de nervios cuando todo esta calmado.
Y soy un alma en pena cuando el amor me esta rondando.

si, deias otra vez!

La ausencia ha sido larga, pero no me arrepiento, solo me disculpo, por que no he sido yo misma, por que fui algo mas de lo acostumbrado, y me volvi buena, pero he descubierto que nunca dejare de ser una cosa perversa.

Hace algún tiempo había logrado sacar a medias tintas un amor puro que me agobiaba con los recuerdos, lo cambie por un amor "maduro", sin restricciones ni reglas, que me daba lo que queria, cuando queria... y esto, porque había dias en los que ni me queria.

Ahora descubro que no era amor, tal vez algo de cariño, un exceso de confianza y un no se que de ilusiones falsas. Pero lo que no puedo negar, es que para mi en algun momento fue real, y estaba contenta con ese ritmo, al que me volvi adicta, con el que fingia ser madura, ser libre, no tener ataduras. En su momento fue la gloria, me sentía mujer, y me sentia bien querer cuando queria, aunque fuera solo por su antojo, dependia también del mío.

Cuando inicie el blog ya me encontraba enamorada, pero de alguien …