Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

Extrañas Despedidas

Y se me acabaron los días de verano, regreso a la cuidad donde de seguro todo lo que deje atrás no se canso de esperarme, y de nuevo llego sola, llego sin nadie y sin nada. Y aunque mantengo la satisfacción de lo vivido, me queda la nostalgia de lo que recordare.Miro a la ventana y la costa se hace mas lejana, comienzan a aparecer todos los desiertos que le siguen a la región marina, y me hace pensar en lo seca que es la vida sin experiencias gratas, me duermo un momento y ya están amenazantes las rocosas montañas, siempre con la amenaza constante de caernos encima. Veo lo afilados de sus bordes y siento como aun cortan las palabras del pasado, aunque veo mis heridas y casi ya no hay huella, no cicatrices. Todo se vuelve oscuro y el horizonte pierde su dorado matiz, poco a poco se vuelve mas negro, tal vez mientras mas nos alejamos o solo es el transcurrir del tiempo, pero aun si me hace sentir mal, me hace sentir triste con este fin de verano, la sal del mar me curo todas las heridas…

El pasado definitivamente me insprira.... Y solo así me libera.

El pasado definitivamente me insprira.... Y solo así me libera.Escribí esto hace algún tiempo, con la esperanza de comprender un poquito mi situación en toda la historia que me toco vivir, y que hora que lo he superado, y lo leo nuevamente, me doy cuenta de que aun hay preguntas sin respuesta. Pero a las finales, esos vacíos ahora inexistentes me permiten darme el lujo de la inspiración. Si bien alguien una vez, alguien me dijo que hay que dejar este tipo de cosas atrás, me niego rotundamente a olvidar todos esos sentimientos, incluyendo el amor del principio hasta el rencor del final, pero no por el hecho de querer vivir lo pasado nuevamente, si no simplemente por expresar cuanto me nazca de recordar, para las personas como yo, que tienen una necesidad de transmitir en un escrito su sentir, su vivir, su dolor y todo lo que tenga q ver con la vida misma, no es un lujo apropiado olvidar, el olvido envejece y borra la verdadera imagen de las cosas, y de que sirve escribir del amor, cuan…

Pensar...

Alguna vez pensaron en poder darle a alguien todo su amor?
En ser unicamente para el o ella?
En dedicar horas enteras a pensar en esa persona?
Y alguna vez sintieron la desilución de ahcer todo ello con la persona equivocada?
No sintieron q construyeron castillos sobre las nubes?
Que has desperdiciado cosas valiosas?
Y que hicieron??

Entregarme a alguien por completo es lo que mas anhelo, pero lo que mas temo hacer, no tanto por el hecho de ser herida, si no por el temor a terminar odiando a esa persona algún día. Temo ver a esa persona a los ojos y desear que jamás se hubiese cruzado en mi camino. Me asusta ver a ala persona que un día ame y desear q un día sufra tanto como yo. Y lo q temo tambien es perder un amigo...
Ese es el verdadero temor al amor??
Es ese miedo el que sufren todos?
No tengo miedo a ser herida, tengo miedo a querer herir despues de ello, soy acaso la unica persona que lo piensa asi, o solo es el temor a invertir en algo q no tiene seguridad, xq a las finales, cuando decid…

Aceptar??

De nuevo entramos con mi necesidad enfermiza de comunicar algo.
Hania, mi mejor amiga, no entro hoy al msn, y agonizo con lo que llevo por dentro, fue mucho, mucho, mucho.
¿Por qué cuando pienso que encuentro al candidato ideal, me doy cuenta en algún momento que no lo es, y peor aún sigo pensando que es el ideal?, mientras espero y espero, más desesperanzas nacen, y mas loca me vuelvo
¿Por que soy adicta a esa sensación agridulce?, nunca me defino entre lo completamente dulce y lo asquerosamente ácido. Soy tan masoquista que pruebo muchas veces de limón sin echarle una mínima de azúcar. Tal vez sea así, tal vez es lo q tenga la vida para mi, disfrutar de gratos momentos dulces, al mismo tiempo que me lleno de notas ácidas. Y es q así también soy yo.
O solo se trata de las venganzas del destino, por rechazar lo verdaderamente bueno???
A las finales no importa, lo que importa es q para variar (o sea, para no hacerlo) me ahogo en una vaso de agua, siempre con la misma incertidumbre, y al par…