Ir al contenido principal

Digo...

Hace mucho tiempo que no logro juntar muchas ideas con lógica, mi cerebro se encoje, la razón la tengo cansada y el corazón completamente acongojado. Es la crisis existencial que me hará madurar me han dicho muchos, pero me está costando un poco más que unas lagrimas antes de dormir.

Ahora con tanto dolor metido en el pecho es que veo que mis errores comenzaron mucho antes de lo pensado, que el principal culpable no es alguno de los tantos mentirosos que se han cruzado en mi camino, muy por el contrario, mi peor enemigo he sido yo misma. Yo sola me estado atacando a traición y por la espalda, yo sola he sido la peste que me ha dejado sin voluntad, sin motivación… Me he quedado vacía, como el vientre seco de una anciana, sin algún sentimiento reparador, solo están las tormentas que maquina mi mente y que turban cualquier atisbo de sincera alegría en mi interior. Soy un triste payaso que lleva dibujada la sonrisa, para disfrazar un horrible dolor.
He llegado a pensar que después de todo, yo misma no soy suficiente para nadie, que nadie encontrara en mi lo que busca, porque siempre encontrara a muchas cosas que sobren o muchas cosas que falten, porque soy la mezcla incorrecta, porque soy un fenómeno andante, porque mi deseo de autenticidad me llevo a ser tan inédita que soy innecesaria.
He perdido muchas cosas queridas haciendo estupidez y media. He perdido a mis amigos, los aleje yo misma con actitudes extrañas, con poses asumidas en una crisis de seguridad propia… en fin
Perdí al amigo y al compañero que tanto esperaba, perdí y siento que aun sigo perdiendo el brillo de su eterna sonrisa, la bondad se sus palabras, la magia de su mirada, la ternura de sus caricias, lo pierdo! Se me va! Y no hago nada… mas porque aun haciéndolo sé que no saldrá bien. Y no hago nada porque en el fondo es lo correcto, debo perderlo para terminar de una vez con todo esto.

PD: No recuerdo cuando lo escribí, pero me dio mucho sentimiento el leerlo. Aun siento mi propia pena en esas lineas. A pesar del tiempo, la soledad la respiro al leer esas lineas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Y asi como estaba, vestida de pecado, entre en la iglesia, rogando con una plegaria, pidiendo una ultima esperanza.

Mis manos aun tenian el olor de tu piel, y mis labios mantenian celosamente el recuerdo de tu sabor a menta. Mis ojos brillaban al recordar tus palabras, y mi mente divagaba con la sensacion que producia besar tus labios... succionar tu lengua.

Pero tus recuerdos no llenaban mis vacíos, no podía sacar tus besos de la billetera, estaba sola, desamparada, olvidada, sufriendo en silencio con tus recuerdos, sufriendo en silencio por tu ausencia.

Mi alma lloraba, mi vientre se encogía buscando el vació... No quedaba nada.
Te esfumaste en la niebla del ultimo despido, me quede con la sensación de tus ojos rogando me un beso, solo fue mi imaginación.
Vestida de pecado, me retiro. Me disfrazo nuevamente de santa para los ojos ajenos, abandono mi conciencia, se la dejo a la falsa inocencia.

Al final solo tu sabrás...Al final solo tu sentiste...Al final ya no queda nada...Al final quer…

Mujer sola que quiera 'esto'

Soy solo un instante por momentos. 
Soy un poco de duda  en las peores situaciones.
Soy un manojo de nervios cuando todo esta calmado.
Y soy un alma en pena cuando el amor me esta rondando.

si, deias otra vez!

La ausencia ha sido larga, pero no me arrepiento, solo me disculpo, por que no he sido yo misma, por que fui algo mas de lo acostumbrado, y me volvi buena, pero he descubierto que nunca dejare de ser una cosa perversa.

Hace algún tiempo había logrado sacar a medias tintas un amor puro que me agobiaba con los recuerdos, lo cambie por un amor "maduro", sin restricciones ni reglas, que me daba lo que queria, cuando queria... y esto, porque había dias en los que ni me queria.

Ahora descubro que no era amor, tal vez algo de cariño, un exceso de confianza y un no se que de ilusiones falsas. Pero lo que no puedo negar, es que para mi en algun momento fue real, y estaba contenta con ese ritmo, al que me volvi adicta, con el que fingia ser madura, ser libre, no tener ataduras. En su momento fue la gloria, me sentía mujer, y me sentia bien querer cuando queria, aunque fuera solo por su antojo, dependia también del mío.

Cuando inicie el blog ya me encontraba enamorada, pero de alguien …